foto_artistario02.jpg
ROBERTO GOYENECHE

Desde su advenimiento como vocalista de orquestas típicas hasta su triunfo como solista independiente, se distinguió con genuino aliento creador entre los artistas del tango cantado. Formado, por elección temperamental en el gran cauce ordenador de estilos forjados por Carlos Gardel, asimiló - también- a su modalidad, algunos rasgos de expresión propios de las personalidades vocales de Antonio Rodríguez Resende y Edmundo Rivero. Sobre la base de esas capitales escuelas su talento natural de auténtico intérprete fue trefilando un inconfundible modo de estilista capaz de rechazar en definitiva, una relación de influencias con sus antecesores.

Barítono de mediana tesitura, dueño de un excelente oído musical y de una buena afinación su timbre y su coloración vocal caben ser encuadrados dentro de los lineamientos sonoros que la tradición popular de la música de Buenos Aires define como "voz de tango". De un innato sentido del ritmo nace la soltura de su fraseo, recortado con originalidad y paulatinamente enriquecido en el uso casi "bandoneonístico" del tempo rubato.

Ha incorporado además a las formas vocales del tango, ciertos valores de dicción con los que subraya o enfatiza tanto la intención de la línea melódica como determinadas ideas del texto literario; diríase que interpreta el verso musicalizado "palabra a palabra" buscando el contenido más profundo de cada una de éstas. En esa modalidad diferenciadora, respetuosa de la puntuación melódica aparece y se consolida su novedad de intérprete. Su temperamento, su inteligencia, su gracia y su aptitud le permiten cantar con idéntica calidad los temas de corte humorístico o los de asunto romántico; los tangos canyengues. Son muestras bien representativas de su obra vocal, las realizaciones que logró con Horacio Salgán: "Alma de loca" -verdadero "Capo lavoro", "Siga el corso" (en discos Víctor), "Pan" y "Margarita Gauthier" (en discos T.K) y "La mesa de un café" y "Nunca tuvo novio" (que no llegaron a la placa impresa); con Aníbal Troilo: "Bandoneón arrabalero", "Cantor de mi barrio" (discos T.K), "Pa lo que te va a durar", "Barrio pobre", "Aguantate", "Casimiro" (discos Odeón) y "A Homero", "El motivo", "Como se pianta la vida" (discos Philips), "Mimi Pinsón", "Cafetín de Buenos Aires", "Mensaje" (con la orquesta Baffa - Berlingieri, discos Víctor), "Almita herida" y "El gordo triste" (con Garello, discos Víctor).

Nació en Buenos Aires, en el barrio de Saavedra el 29 de enero de 1926. Descendiente de vascos es sobrino del músico de tango Roberto Emilio Goyeneche.  Cantor sin formación académica, recibió su primer espaldarazo en un certamen de voces nuevas organizado por el Club Federal Argentino en 1944. se vinculó más tarde a la orquesta de Raúl Kaplún -con la cual no alcanzó el estudio fonográfico- alternando todavía su trabajo profesional de cantante con otros oficios. Hacia 1953 se proyectó a la mayor estimación pública como vocalista de Horacio Salgán; con la orquesta de éste grabó su primer disco con el tango de Font y Gavazza "Alma de loca", para el sello Víctor. Durante 1955 es requerido por Aníbal Troilo. Cantó para la agrupación de Pichuco hasta 1964 registrando en ese período sus versiones para las casas de discos T.K (1955-56), Odeón (1956-62) y Víctor (1962-64).
Nos dejó el  27 de agosto de 1994.

Luego de producir para Francia el album Roberto Goyeneche con Néstor Marconi “Tangos del Sur”, Nebbia siguió produciendo los últimos albumes del Polaco, como asi también a rescatar grabaciones ineditas de tantas memorables actuaciones realizadas.
“Amigos” fue su última grabación en Melopea.
“Historia de Oro” y “Vivo & Chamuyando” son 2 albumes donde se rescatan excelentes presentaciones en Vivo.
“Tributo al Polaco” es donde aparece Homenajeado por compañeros y artistas que lo adoran.
Finalmente aparecen los 3 Volumenes de El Polaco Canta & Cuenta Su Vida. Aquí Goyeneche dialoga informalmente con Antonio Carrizo. Grabaciones que se realizaron  mañana tras mañana durante emisiones de “La Vida y el Canto”.
Tambien aparece en el album de Nebbia “Argentina de América” de 1992.